Galería

Esta noche me voy a escapar a ver a Olentzero


Esta Noche me Voy a Escapar

ESTA NOCHE ME VOY A ESCAPAR


Esta noche me voy a escapar, si, me voy escapar, cuando me vaya a dormir me voy a teletransportar, allí, a ese lugar, si tu quieres me puedes acompañar, ¿te cuento el plan?


Me llevo a los niños a ver a Olentzero, hoy es su noche y no lo conocen. Así que vamos a que entreguen sus cartas porque igual con suerte tiene tiempo, puede desviarse y traerles algo, pues esta noche tiene mucho trabajo y el no tiene renos que le lleven volando de un lado a otro. ¿Qué quién es Olentzero? Ven, que mientras vemos el desfile te cuento.

La Leyenda de Olentzero

Prakagorri

Cuenta la leyenda que en los bosques de Euskal Herria vivía una hermosa hada de rubios cabellos y luminosos ojos a la que acompañaban y ayudaban los diminutos duendes Prakagorri (pantalones rojos). Un día, viajando por las montañas, se detuvo en una fuente a peinar sus cabellos, entonces los prakagorri comenzaron a gritar para llamar su atención pues había algo moviéndose entre los helechos. El hada se acercó y encontró un bebé humano, sorprendida de que le hubieran dejado abandonado, le dijo:“Tu nombre será Olentzero, porque es una cosa maravillosa haberte encontrado. Y por este acto te daré los regalos de Fuerza, Coraje y Amor, por todo el tiempo que vivas”.Cogiendo al niño lo llevó a una vieja casa en el límite del bosque, donde vivían un hombre y su mujer que no tenían niños y lo dejó en la puerta “Ellos estarán muy, muy felices de recibirte y te cuidarán muy bien, lo sé”.

Al amanecer, el hombre llamó a su esposa al encontrar al bebé e inmediatamente lo cubrieron con una cálida manta, lo alimentaron y tomaron como hijo llenos de júbilo. Olentzero creció entre los bosques y se convirtió en un fuerte, amable y saludable hombre que trabajaba todos los días del año ayudando a su padre a hacer carbón. Los años pasaron y cuando, inevitablemente, sus padres murieron, Olentzero se quedó muy solo en su casa del bosque, entristeciéndose cada vez más a medida que iba envejeciendo.

Olentzero

Hasta que en un viaje al pueblo para vender carbón descubrió que en una casa vivían varios niños huérfanos de lo que la gente les daba. Estaban tan solos y tristes como él y pensó en hacerles juguetes, pues era muy hábil haciendo cosas con las manos, para dárselos la próxima vez que fuera al pueblo y de esta manera ayudar a que fueran más felices. En cuanto regresó al bosque se puso manos a la obra y una vez los hubo terminado, los metió en un saco que cargó en su burro junto al carbón y marchó al pueblo muy contento. Al llegar, les dio los regalos a los niños, estuvo jugando y contándoles las historias que había aprendido de su padre cuando era pequeño. A partir de ese momento y durante muchos años, cada vez que Olentzero llegaba al pueblo a vender su carbón, era rodeado por todos los niños, pues se habían encariñado de él.

Pero un día hubo una tremenda tormenta y un rayo cayó en la casa incendiándola. Olentzero, que estaba de camino hacia el pueblo, vio a los niños asustados pidiendo ayuda. Sin pensarlo dos veces, entró en la casa en llamas, cubrió a los niños con una manta para protegerles del fuego y los sacó a través de una ventana del primer piso. Cuando ya estaban todos a salvo, una gran viga cayó sobre él, impidiéndole salir. Todos lloraban la muerte de Olentzero cuando de pronto, una brillante luz salió de la casa.

Hada2

Desde entonces, al final de cada año, Olentzero, con la ayuda de los prakagorris, va por todos los pueblos de Euskal Herria repartiendo juguetes a los niños que no tienen padres ni abuelos que les hagan regalos.

Bueno, pues esta es la leyenda del Olentzero ¿Te ha gustado? Obviamente las cosas han cambiado, ya no se limita a los niños sin familias, y dependiendo del sitio varía su vestimenta, profesión, forma de representarlo o incluso el villancico, que cambia tras el estribillo en las diferentes versiones.


Olentzero – Gabon Kanta (Villancico)

 

Olentzero – Herrikoa (Popular)

 

Olentzero joan zaigu,
mendira lanera
intentzioarekin
ikatza egitera
Aditu zuenian
Jesus jaio zela
lasterka etorri zen
berri ematera.

– (Estribillo) – Horra! Horra!
Gure Olentzero!
pipa hortzetan dula
eserita dago
kapoiak ere baitu
arrautzatxuakin
bihar meriendatzeko
botila arduakin.

Inolaz ezin dugu
Olentzero hase
Bakarrik jan dizkigu
Hamar txerri gazte.
Saieski ta solomo
Makina bat ese
Jesus jaio da eta
Alaitu zaitezte.

(Estribillo)

Olentzero se ha ido
al monte a trabajar
con la intención
de hacer carbón.
Cuando ha oído
que ha nacido Jesus
ha venido corriendo
a dar la buena noticia.

– (Estribillo) – ¡Allí! ¡Allí!
¡Nuestro Olentzero!
Con la pipa entre dientes
sentado está
también tiene capones
con sus huevos
para merendar mañana
con una botella de vino.

No podemos de ninguna forma
llenar a Olentzero
se ha comido él solo
diez cerdos jóvenes.
Costilla y lomo
un montón de intestinos
ha nacido Jesus
y os tenéis que alegrar.

– (Estribillo) –

Olentzero joan zaigu,
mendira lanera
intentzioarekin
ikatza egitera
Aditu zuenian
Jesus jaio zela
lasterka etorri zen
berri ematera.

Horra! Horra!
Gure Olentzero!
pipa hortzetan dula
eserita dago
kapoiak ere baitu
arrautzatxuakin
bihar meriendatzeko
botila arduakin.

Olentzero, buru handia
entendimentuz jantzia,
bart arratsean edan omen du
hamar arroako zahagia.
Bai urde tripa handia!
tralalala, tralalala.
Bai urde tripa handia!
tralalala, tralalala.

Olentzero se ha ido
al monte a trabajar
con la intención
de hacer carbón.
Cuando ha oído
que ha nacido Jesus
ha venido corriendo
a dar la buena noticia.

¡Allí! ¡Allí!
¡Nuestro Olentzero!
Con la pipa entre dientes
sentado está
también tiene capónes
con sus huevos
para merendar mañana
con una botella de vino.

Olentzero cabezón
De inteligencia vestido
ayer por la tarde se bebió
un odre de diez arrobas.
¡Ay que tripa más grande!
tralalala, tralalala.
¡Ay que tripa más grande!
tralalala, tralalala.

Es hora de volver, que hoy es Nochebuena y hay mucho que hacer.


¿Te hace el plan?


Publicado originalmente el 20 de diciembre de 2010 en el blog Ezpala y sus cosas de La Comunidad


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s